...

Cocina digital: ¿moda o futuro?

Aunque hace ya tiempo que las tecnologías digitales tienen un peso importante, la pandemia ha cambiado por completo el modelo de negocio de la hostelería. No solo a nivel general el sector ha tenido que reinventarse, la cocina moderna también se ha acogido al mundo digital.

Con la instalación de una o más pantallas en la cocina conectadas al comandero electrónico del camarero, la comunicación se transmite de manera rápida y efectiva. Cuando el comandero anota el pedido en su tpv táctil, automáticamente la información aparece en la pantalla de la cocina. Además, para advertir al cocinero de los nuevos pedidos, se activa una señal sonora personalizable. Una vez el cocinero ha terminado el plato, lo indica en la pantalla táctil y al momento llega el aviso al comandero del camarero.

De esta manera el flujo de información se transmite sin errores ni retrasos. Los camareros no tienen que llevar cada vez el pedido a la cocina ni tampoco tienen que ir regularmente para ver si el plato está hecho. Esto supone un ahorro de kilómetros y tiempo que los camareros pueden usar para atender mejor al cliente. Además, el camarero no tiene que escribir los pedidos, evitando así los temibles errores de lectura.

Take away o delivery

Otro cambio notable que la pandemia ha propiciado ha sido el aumento del servicio Take away y el servicio Delivery. Muchos restaurantes y bares han tenido que cambiar su modelo de negocio y ampliarlo con el servicio de comida a domicilio o recogida en el local. Con nuestro software puedes distinguir entre los pedidos de delivery, de take away o que entran de sala. Así puedes optimizar el servicio y evitar errores.

De esta manera puedes dar los diferentes servicios (Take away, delivery, restaurante, etc) al mismo tiempo. Los cocineros pueden buscar los pedidos por servicios de manera rápida y efectiva. Asimismo, puedes dividir los cocineros en tareas (uno que se encargue del Take away y otro que se encargue de la sala del restaurante).

Esta personalización de las pantallas no solo te permite clasificar al extremo: bebidas que tienen que salir, postres o primeros platos. También te permite hacer cambios en los pedidos al momento.

Tema aparte son las dark kitchen o cocinas fantasma. Estos negocios centrados exclusivamente en la venta online y reparto a domicilio han aumentado notablemente en poco tiempo. El cierre de la hostelería durante meses junto a los cambios de hábitos y nuevos estilos de vida de los más jóvenes ha acelerado aún más el proceso.

Para estos negocios, sin mesas ni camareros, la digitalización es imprescindible. A través de las diferentes aplicaciones de reparto a domicilio el pedido llega a la pantalla de la cocina. Además, hay sistema de menús y cartas digitales de tu restaurante, que permite al cliente seleccionar lo que desee incluso con un código QR todo desde su dispositivo móvil.

Información centralizada

Las herramientas digitales en la cocina no solo permiten un trabajo más rápido y efectivo, también permiten tener la información centralizada. Es importante que cada vez que entramos un pedido la información se procese y se modifique el stock. De esta manera, cuando llegamos al límite de stock indicado, el sistema nos avise y poder indicar que deje de salir automáticamente en la carta digital.

Otro aspecto fundamental, gracias al big data, de la transformación digital es la infinidad de información que tenemos a nuestro alcance. Podemos saber cuáles son los platos más pedidos, en qué horas y con qué bebidas por poner un ejemplo. Esta información nos permite analizar en detalle los hábitos de nuestros clientes y es básico para crear y modificar la carta.

El proceso de digitalización de la cocina es imparable. No solo te permite tener una cocina ideal (trabajo efectivo y rápido). También te permite analizar y supervisar todos los procesos, detectar errores y centralizar toda la información de tus clientes y proveedores. Así como ahorrar costes y optimizarlos.

D_cocina_digital.jpg